Durante el mes de noviembre nos enfrentamos a un nuevo y difícil período. El aislamiento causa estrés y angustia a muchas personas. Algunas piedras se pueden utilizar para combatir las energías negativas que circulan durante este período. Es un buen momento para volver a centrarnos en nosotros mismos y alinear nuestros pensamientos.


Disfruta de las propiedas:
 

La turmalina negra tiene muchas virtudes, es una piedra protectora muy poderosa, que ayuda a protegerse de las energías negativas circundantes y los pensamientos oscuros. A menudo se utiliza para ayudar a combatir la depresión. Piedra de purificación, permite limpiar las malas energías y positiver. En tiempos normales, y especialmente en tiempos difíciles, es importante protegerse de las energías para trabajar mejor con nosotros mismos, para dejar espacio a las energías positivas que pueden ayudarnos a avanzar.
 


El lapislázuli, llevado sobre sí mismo o en una habitación de la casa, ayuda a proteger contra el estrés, las angustias y los miedos. Esto traerá la calma necesaria para concentrarse en sí mismo y ayudará a permanecer zen. Gracias a su conexión con el chakra del tercer ojo, permitirá aportar clarividencia para detectar las cosas importantes. Para todas las personas que deseen aprovechar este tiempo para trabajar en nuevos proyectos, ayudará a desarrollar la creatividad, la memoria y la concentración. Por último, gracias a su acción sobre el chakra de la garganta, mejora la comunicación y favorece la expresión de sus sentimientos para no dejarse abrumar.


El granate rojo te traerá la fuerza y el coraje para hacer frente y superar este período. Es una piedra de anclaje con una poderosa energía. Nos da el deseo de avanzar, la alegría de vivir y la seguridad necesaria para seguir adelante. Piedra de acción, ayuda a combatir la depresión, el desaliento y el miedo al fracaso. Es considerada por varias civilizaciones como la piedra de los héroes.

Trío de noviembre

30,00 € Precio
24,00 €Precio de oferta