¡Llegó el otoño!


Este año, el frío llegó sin previo aviso, necesitamos calor y fortalecer nuestras defensas inmunológicas para proteger nuestro cuerpo. La desaceleración y la disminución de la luz llevan fácilmente la fatiga, la desmotivación y el blues.


El otoño es el periodo ideal para un repliegue interior, una interiorización necesaria antes del invierno. En esta época de cambio, es hora de dejar atrás nuestros viejos hábitos y construir una nueva base. Sin embargo, debe mantener el equilibrio necesario para no dejarse arrastrar por la energía decreciente de este período.
También es la época ideal para despertar la pasión y la creatividad.

Para aprovechar esta temporada y prepararse para el invierno, le aconsejamos un trío de piedras:

- Cuarzo ahumado: Piedra de saneamiento interior, el cuarzo ahumado permite prepararse para la renovación. Aporta tenacidad y apoyo durante los periodos bajos. Es una piedra de resurrección ideal durante este período, ya que ayuda a reorientar y asimilar las experiencias vividas para aprovecharlas. Permite la maduración de los potenciales, la apertura y la conciencia de la naturaleza.

- Cuarzo rutilo: Piedra de fuerza vital, actúa sobre el plexo solar aumentando la fuerza interior para atravesar esta temporada. Permite no dejarse vencer por la depresión y mantenerse motivado aportando voluntad y confianza en sí mismo. También ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

 

- Ágata de fuego: Piedra de calor, aporta mucha energía, confianza en sí mismo y en el futuro. Irradiando el entusiasmo y la alegría de vivir, permite permanecer en la acción y avanzar. Absorbe energías negativas, transmite luz perdida y reaviva la pasión.

Trío de Otoño

30,00 € Precio
24,00 €Precio de oferta