Meditación con Piedras

Actualizado: nov 12

Cada vez son más las personas que incluyen en su rutina la meditación. Se ha comprobado de forma científica que la meditación tiene muchas ventajas. Ayuda a equilibrar nuestro sistema. Añadir piedras naturales a la meditación ayuda a potenciar nuestras energías y logra armonizar nuestra mente y espíritu.

¿Cómo meditar con piedras?

Se puede meditar con piedras de diferentes formas, todo depende el objetivo de tu meditación. Si lo que quieres es armonizar algún espacio físico, simplemente coloca la piedra elegida sobre cualquier superficie de tu hogar, oficina o negocio.

Si desear armonizar tu cuerpo, mente y espíritu debes incluir unas piedras o una piedra en tu meditación. Sigue los siguientes pasos:

1. Limpia las piedras: lo primero que tienes que hacer es limpiar las piedras para evitar cualquier desequilibrio durante la fase de meditación. Lee nuestro artículo sobre como limpiar nuestra piedras.

2. Postura: una vez que las piedras estén preparadas, elige una postura cómoda que pueda favorecer la concentración. Lo más recomendable es permanecer sentad@ en el suelo con las piernas cruzadas, aunque si no estás cómoda puedes sentarte en una silla o acostarte de forma recta.

3. Respiración: realiza la respiración diagragmática, llenando los pulmones lentamente, de abajo a arriba para sentir el aire entrando por la nariz y cómo llena los pulmones. Vacíalos respirando lentamente a través de la boca.

4. Piedra: una vez que controlas la respiración, coge la piedra y aprieta con la mano para sentir cómo su fuerza y sus características se trasladan hacia ti. Observa la piedra con tranquilidad y cierra los ojos para concentrarse en ese traspaso de fuerzas, siempre con el mismo ritmo en la respiración.

Tipos de piedras para meditar


Ágata: es una piedra que da fuerza, puedes utilizarla para recargar tu energía.

Ámbar:  es recomendable utilizarla cuando quieres alcanzar el éxito en alguna situación difícil, y también si tienes problemas en el aparato digestivo.

Coral: aumenta la voluntad y equilibra con mucha eficacia, una de las que más lo hace.

Cuarzo rosa: es ideal para lograr el equilibrio cuando se tienen problemas familiares o sentimentales.

Jade: fortalece la salud y previene algunas enfermedades.

Malaquita: se utiliza especialmente para reducir los problemas sexuales y aumentar la sensualidad.

Piedra de luna: ideal si lo que buscas es bajar de peso.

Turquesa: es excelente para lograr el equilibrio general y la vida familiar y sentimental.

36 vistas