¿Cómo limpiar y cargar las piedras?

Actualizado: nov 12

Cuando adquirimos una piedra nueva debemos limpiarla y cargarla. Al limpiarla lo que haremos es quitarle la energía anterior, pues no sabemos por cuántas manos habrán pasado y qué tipos de energías habrán absorbido.



Cualquier persona que haya visitado nuestra tienda con tan sólo mirar y coger las piedras, ya depositó su energía. Si han estado en la naturaleza, también pueden haber sufrido cambios climáticos, o haber estado en contacto con animales y personas. Cualquier acontecimiento las va modificando y las va cargando energéticamente, y muchas de esas energías podrían ser negativas.



Siempre que nos ponemos en contacto por primera vez con una piedra debemos limpiarla y desinfectarla para liberarla de influencias externas y prepararla para recibir nuestra energía. También es recomendable limpiarlas regularmente ya que todas las piedras cambian nuestra energía negativa por positiva, y es importante liberarlas de toda negatividad producida por nuestro cuerpo y el ambiente.

¿Cómo se limpian las piedras?


Hay muchas formas de hacerlo: con agua, incienso, tierra o combinando varias piedras. El primer paso para la limpieza de es ponerlas debajo de la corriente del grifo, si es en una corriente de río será mucho mejor, si no, pues la dejamos un rato debajo del grifo para que el agua las limpie. Es cierto que no todas las piedras pueden tener contacto con el agua.


Muchas de las piedras son aptas para su limpieza sumergidas en agua durante horas o días,. Otras no deben ser mojadas durante mucho tiempo porque pueden arruinarse. En este último caso, se recomienda exponerlas al agua de grifo, o limpiarlas con incienso o palo santo.


Una vez limpias, las piedras deben cargarse de energía de la naturaleza para potenciar su efectividad. Para ello, se deben colocar en tierra, si no se dispone de terreno puede ser una maceta, al sol o a la luna llena. Al igual que el agua, el sol puede afectar algunos tipos de gemas. Por eso siempre es adecuado averiguar qué tipo de carga necesita nuestro mineral.

A continuación, describimos algunos de los métodos de limpieza posibles:


Limpieza con agua:


Dejar las piedras sumergidas en agua durante horas o días, recambiar el agua cada vez que se formen burbujas y quitarlas cuando esto ya no ocurra. Si existe la posibilidad se pueden limpiar con una fuente de agua natural como río, lago o mar. Luego siempre deben ser enjuagados con agua corriente para quitar el exceso de sal u otras partículas.


Cristales no aptos para limpieza en agua: Adularia, Ámbar, Angelita, Apatita, Apofilita, Aragonitos, Astrofilita, Atacamita, Azabache, Azufre, Azurita Boji, Broncita, Calcitas, Calcopirita, Celestina, Cerusita, Charoita, Cianita, Cobalto calcita, Crisocola, Crisoprasa, Cuprita, Dioptasa, Esfalerita, Estaurolita, Fenacita, Fluorita, Fucsita, Fulgurita, Galena, Halita, Hiddenita, Idocrasa, Iolita, Kunzita, Lapislázuli, Larimar, Lepidolita, Limonita, Magnetita, Malaquita, Merlinita, Meteoritos, Moldavita, Moskovita, Petalita, Pietersita, Pirolusita, Purpurita, Rodocrosita, Roselita, Selenitas, Serafinita, Serpentina, Shattuckita, Smithsonita, Sugilita, Tektita, Tulita, Turquesa, Ulexita, Vanadinita, Vivianita, Wulfenita, Zeolita, Zincita, Zoicita.


Limpieza con tierra:


Enterrar las piedras en la tierra durante horas o días en un sitio donde no haya un paso corriente de muchas personas. Si no se dispone de terreno puede hacerse en una maceta. Luego de retirarlas, quitarles la tierra impregnada suavemente con un paño seco o húmedo, dependiendo de la necesidad. A la tierra se pueden agregar salvia o lavanda ya que son hierbas purificadoras.


Limpieza con incienso:


Exponer las piedras unos minutos al humo de incienso natural. También puede realizarse con sándalo, mirra, salvia o lavanda. Lo mejor es quemar las hierbas en carboncillos vegetales.

¡Podéis armar atados de limpieza de las hierbas que más os guste!


Limpieza con otras piedras:

Colocar las piedras dentro de geodas o junto a cristales purificadores, como la amatista o el cuarzo transparente, en un recipiente natural durante unos días. Este método además de limpiar la piedra la energizará.

1,048 vistas